Lesiones en el hombro y recuperación

Compartir

El movimiento del hombro es esencial para realizar muchas actividades cotidianas, desde levantar objetos hasta peinarse el cabello. Sin embargo, este complejo conjunto de huesos, músculos y tendones puede ser vulnerable a lesiones, especialmente si se practican deportes de contacto o se realizan trabajos que implican movimientos repetitivos.

Si has sufrido una lesión en el hombro, ya sea una distensión muscular, una dislocación o una rotura de tendón, la rehabilitación adecuada es crucial para recuperar la fuerza y el rango de movimiento. Aquí te presentamos algunas recomendaciones y técnicas para la rehabilitación del hombro:

1. Descanso y protección: En las primeras etapas de la lesión, es importante descansar el hombro afectado para evitar empeorar la lesión. También puedes utilizar una férula o un cabestrillo para proteger el hombro mientras se recupera.

2. Terapia física: La terapia física es una forma común de rehabilitación del hombro, y puede incluir ejercicios para fortalecer los músculos del hombro y mejorar el rango de movimiento. Un fisioterapeuta puede diseñar un programa de ejercicios personalizado para tu lesión específica.

3. Acupuntura: La acupuntura es una técnica de medicina tradicional china que puede ayudar a reducir el dolor y la inflamación del hombro. Un acupunturista experimentado puede colocar agujas en puntos específicos del cuerpo para estimular la curación.

4. Masaje terapéutico: El masaje terapéutico puede ayudar a reducir la tensión muscular y mejorar la circulación sanguínea en el hombro afectado. Un masajista profesional puede aplicar técnicas de masaje específicas para tu lesión.

5. Cirugía: En casos graves de lesiones en el hombro, la cirugía puede ser necesaria para reparar los tejidos dañados. La rehabilitación después de la cirugía puede incluir terapia física y otros tratamientos para ayudar a restaurar la fuerza y el rango de movimiento.

En cuanto a los plazos de recuperación, estos pueden variar según la gravedad y el tipo de lesión. En general, las lesiones leves pueden tardar de unas pocas semanas a varios meses en sanar completamente, mientras que las lesiones graves pueden requerir varios meses de rehabilitación intensiva.

Es importante seguir las recomendaciones de tu médico o fisioterapeuta durante el proceso de rehabilitación del hombro. Con el tratamiento adecuado y el tiempo suficiente para sanar, puedes volver a realizar tus actividades diarias sin dolor ni limitaciones.

Loading


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies